Organismos Públicos

ITM Servicios Ambientales, S.L. es empresa líder en Control de Plagas de la Comunidad Valenciana, cuenta con experiencia, recursos, conocimientos y capacidad, para poder llevar a cabo los servicios de Control de Plagas en organismos públicos de manera satisfactoria.

Organismos-públicos
<p>OBJETIVO DE LA CONTRATACIÓN</p>

OBJETIVO DE LA CONTRATACIÓN

Desde ITM, basamos el objetivo del control de plagas urbanas en mejorar el bienestar de los residentes urbanos, la reducción de las enfermedades transmisibles, el mantenimiento de ambientes sanos, la reducción de la exposición a contaminantes biológicos, físicos y químicos y de sus efectos sobre la salud. Si no se realiza un programa adecuado, todos estos objetivos no son alcanzables, de ahí la importancia de Contratar los Servicios de Control de Plagas, con una empresa responsable y que tenga establecidos los protocolos de actuación de forma correcta.
<p>ORGANISMOS EN LOS QUE ITM PRESTA SERVICIOS</p>

ORGANISMOS EN LOS QUE ITM PRESTA SERVICIOS

Ayuntamientos.

Consellerías.

Administraciones.

Servicio Público de Transporte.

Hospitales.

Universidades.

Colegios.

Institutos.

Centros de formación.

Centros de Salud.

Farmacias.

Centros Médicos.

Bibliotecas.

Archivos Municipales.

Conservatorios de Música.

Teatros.

Patrimonio.

En estos y más centros ITM está capacitada para llevar a cabo la gestión del Control de Plagas, siguiendo los criterios de la Organización Mundial de la Salud.

 

<p> </p>
<p>Guía de las buenas prácticas para la elaboración de Pliegos para la contratación pública de servicios de <strong>Control de Plagas </strong></p>

 

Guía de las buenas prácticas para la elaboración de Pliegos para la contratación pública de servicios de Control de Plagas 

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) ha publicado la Guía de buenas prácticas para la elaboración de pliegos para la contratación pública de servicios de control de plagas. Su objetivo es proporcionar a las organizaciones contratantes del sector público (administraciones públicas, organismos autónomos,...) las bases para la contratación de los servicios, que les permita seleccionar el más adecuado a sus necesidades. 

Guía de las buenas prácticas para la elaboración de Pliegos para la contratación pública de servicios de Control de Plagas 

Os dejamos también la guía publicada por ANECPLA, para la contratación de servicios de Control de Plagas

Guía Contratación de Servicios de Control de Plagas

<p>PROGRAMA DE CONTROL</p>

PROGRAMA DE CONTROL

Para un correcto control de Plagas en el municipio u organismo público. Lo primero es hacer uso equilibrado de todos los métodos de control disponibles, esto se conoce como Control Integrado de Plagas (IPM). Se usan todos los medios de control y prevención disponibles para evitar que las plagas alcancen el umbral de daño. Los biocidas se usan sólo cuando son necesarios. El objetivo es mantener una calidad aceptable minimizando los costes y evitando los efectos adversos que los biocidas pueden ocasionar en el medio ambiente.

Siguiendo el criterio de la Organización Mundial de la Salud todo programa de control integrado de plagas debería contemplar al menos los siguientes puntos:

— La redacción de un proyecto o plan de trabajo, donde se especifiquen los objetivos para cada sección o lugar a tratar.

— Adopción de medidas de ordenamiento del medio (empleo de barreras, mejora y acondicionamiento de instalaciones, etcétera).

— Realización de muestreos de forma sistemática, ya que un conocimiento previo del estado de cada plaga – población, distribución, estados de desarrollo – en cada lugar en concreto, ayuda a realizar acciones preventivas que eviten daños innecesarios con el consiguiente ahorro de tratamientos posteriores.

— Anotación de datos y resultados. Anotar y procesar todos los datos disponibles, anteriores y posteriores a los tratamientos, ayuda en gran medida a conocer el comportamiento y la evolución de cada especie plaga en cada hábitat, lo que permite la adopción de medidas preventivas.

— Conocimiento e información. Es primordial conocer tanto los medios como los productos empleados en cada tratamiento por que esto evita cometer errores en la aplicación que pudieran conllevar un empleo excesivo o inadecuado de plaguicidas.

Como premisa se debe dejar claro que, sin un conocimiento previo de la biología de una especie, la ejecución de un buen programa de control se hará inviable.

Para el establecimiento de un programa de control, sea cual fuere la plaga, se deberían tener en cuenta siempre las siguientes etapas:

— Identificación: Es imposible intentar controlar cualquier plaga hasta que la especie haya sido correctamente identificada, lo que conlleva el conocimiento de una biología concreta.

— Planificación: Una vez conocida la plaga, hay que determinar las medidas de control. En esta etapa debemos escoger los métodos de aplicación y materiales más convenientes, se deben determinar las áreas que deben ser tratadas y todos aquellos aspectos prácticos a considerar.

— Aplicación de medidas de control: Una correcta identificación y una buena planificación podrían asegurar que las medidas de control actuaran rápida y eficazmente. Evidentemente las medidas de control adoptadas han de depender de la plaga que debe ser controlada e incluyen tanto medidas químicas como medidas no químicas.

— Evaluación: Es extraordinariamente importante determinar el éxito o fracaso de las medidas de control efectuadas.

— Mantenimiento: La mayoría de las medidas de control muestran un efecto beneficioso del mismo dentro de un intervalo de pocos días, pero probablemente pase algún tiempo hasta que se pueda erradicar el problema, lo que obliga a tomar medidas de mantenimiento de forma permanente que a menudo son necesarias.

Un programa de control debe contemplar obviamente la correcta identificación de la plaga, pero además un perfecto conocimiento de los métodos o técnicas de control, la evaluación de los beneficios y riesgos de cada método, la selección del método más efectivo y menos peligroso para el ser humano y para el medio ambiente, utilizar varios métodos cuando sea posible, emplear cada técnica correctamente, cumplir la legislación vigente y, por supuesto, evaluar los resultados del programa. No debemos olvidar que dado que el ámbito de actuación son los núcleos urbanos y su entorno, la incidencia de las medidas de control sobre la población es mucho mayor que en el control de otras plagas como las agrícolas, por lo que su aplicación debe estar sometida a un control más riguroso.

La aproximación a las plagas urbanas y su control exige un planteamiento técnico cualificado que aproveche los avances y conocimientos de las ciencias que estudian las características biológicas, ecológicas y etológicas de los organismos biológicos. Es evidente que esta aproximación rigurosa posibilitará una mejor comprensión de esas características y de las estrategias de cada especie, pudiendo ajustar de esta forma las intervenciones de control que no sólo han de apoyarse en métodos químicos, sino en medidas y acciones que frenen el desarrollo y expansión de una determinada población.

Fuente:

Rev. Esp. Salud Publica vol.81 no.1 Madrid ene./feb. 2007

 

 


 

subir